Superalimentos: Así te funcionarán.

This post is also available in: Nederlands (Holandés)

Maca, Ashwaganda, espirulina son hierbas medicinales llamadas superalimentos. Hay tantos que no sabes cuál elegir. No obstante piensa que los superalimentos tienen una alta densidad de nutrientes y son ideales para la salud general.

Anímate. Además pueden tener un objetivo concreto; reducir el estrés o mejorar tu capacidad de aprendizaje. Por ello que te explicamos cómo sacarles el mayor beneficio en 4 pasos.

1. ¿Qué necesitas?

Algunos superalimentos están tan comercializados que los comprarías casi sin pensar. De hecho a mí me pasó. Primero, compré un frasco de espirulina. Después, durante mucho tiempo, el bote me miraba desde el estante de la cocina. ¿Qué tenía que hacer con él? Así que un día hice un panqueque verde con la espirulina pero ni a mi familia ni a mi nos gustó. Finalmente cuando leí cómo podía usar bien la espirulina, ya había caducado.

Por eso primero es mejor saber qué necesitas, qué quieres obtener de ellos. ¿Sufres estrés, fatiga, quieres perder peso o mejorar tu rendimiento físico y mental? Entonces los superalimentos pueden ayudarte. Así que anota tus necesidades antes de comprar un superalimento. Así estarás más motivado para usarlos. Después de unos meses podrás ver si realmente te ayuda o no.

2. Elige un superalimento adecuado

Superalimento adecuado para tu cuerpo


En la medicina tradicional, como la medicina china y el Ayurveda indio, se utilizan hierbas según las necesidades personales. A veces no sabes lo que necesitas, así que analiza las necesidades de tu cuerpo y lo que se ajusta a dosha (tu constitución natural). De esta manera podrás reconocer tus quejas, por pequeñas que sean, y podrás tratarlas para sentirte mejor.

En caso de estrés


¿Sufres estrés? Entonces puedes usar adaptógenos como Maca, Tulsi o Ahswaganda. Los adaptógenos se adaptan a lo que tu cuerpo necesita en ese momento. Es por eso que el Ashwagandha como el Panax ginseng y el Tulsi ayudan a tu cuerpo a adaptarse al estrés. Por otro lado, el magnesio también ayuda con el estrés, como hemos publicado antes.

Perder peso


Asimismo el Ashwaganda también ayuda a perder peso. La hierba estimula la acción de la testosterona y la progesterona. Esto asegura que el estrógeno (que engorda) permanezca en equilibrio. Ya que un exceso de estrógeno o un desequilibrio en esta hormona provoca más retención de agua y sal. En consecuencia un cuerpo más obeso.

Ashwaganda


Otro podría ser el mango de África. Ya que contiene pequeñas cantidades de leptina que es una sustancia que sacia al cuerpo. Por lo tanto con un buen nivel de leptina podrás mantener un peso saludable. También se puede encontrar en cápsulas.


La Moringa se utiliza en muchas culturas como antibiótico. Las inflamaciones conducen a largo plazo a enfermedades crónicas como la diabetes y a enfermedades cardiovasculares. Ya que con la Moringa en polvo luchas contra las inflamaciones diarias (invisibles) previenes enfermedades crónicas.

Mejores resultados físicos y mentales


La Maca es una planta tuberosa del Perú con un efecto regulador en el cuerpo y especialmente en el equilibrio hormonal. También se utiliza ampliamente en los países de América Latina para aumentar la libido. La Maca mejora además de la resistencia (ver resultados de la investigación), la memoria y la capacidad de aprendizaje.

La maca se ha utilizado como medicina en el Perú durante miles de años.

3. Elige cuando tomar los superalimentos

De hecho, no se aconseja tomarlos en cualquier momento o en cualquier dosis. Después de comprarlos, lee con calma cuál es la dosis recomendada y la frecuencia de consumo. Ten en cuenta que la espirulina (con hasta veinte veces más beta-caroteno que una zanahoria y muchos antioxidantes) debe ser tomada de 2 a 4 veces al día en una dosis de 3 a 5 gramos.

Cuando

Asimismo piensa en qué momento es bueno tomar los superalimentos para tus necesidades y para los resultados que buscas. Por un lado puedes tomar superalimentos contra la alergia (la cúrcuma, por ejemplo, ayuda), pero por otro, no te beneficiará mucho si lo haces justo antes de acostarte. Por lo tanto es mejor a mediodía, en la comida por ejemplo.

Cómo

Además, es bueno pensar en cómo tomarlos. Cómo incluirlos en tu dieta y olvidarte de ellos. Así que puedes añadirlos al yogur del desayuno, o a la taza de té después de la cena. Sin embargo, si los añades a una receta, hazlo en el último momento para que no pierdan su valor nutritivo.

 

4. Combina los superalimentos con una dieta variada

¿Curarte rápidamente con superalimentos? Olvídalo. Si comes comida basura todo el día y llena de números E, los superalimentos no harán milagros. Sin embargo, si comes comida sana y variada, te sentirás aún mejor con los superalimentos.

Por último, compra solo superalimentos con ingredientes con etiqueta ecológica y en consecuencia evitar que sean venenosos y pongan en peligro tu salud.

¡Y , claro está, buena suerte añadiendo los superalimentos a tu dieta!

Leer mas sobre como alimentos que mejoran tu salud