Mejora tu presión baja con alimentos y hierbas

This post is also available in: Nederlands (Holandés)

Te cuesta despertarte por la mañana. Falta el aire, aparecen manchas delante de los ojos al despertar: son síntomas de baja presión sanguínea. ¿Te suenan los ejemplos? Mejorar tu baja presión sanguínea no es tan difícil como solucionar la alta. Así que no te preocupes. Con los alimentos y las hierbas adecuadas, tu presión arterial aumentará y te sentirás mejor. Diviértete empezando tu dieta para subir tu presión.

Antes del café, ni me hables

He decidido hablar de la presión arterial baja por mi marido, Raúl. Tiene la presión baja. Y no es un deportista profesional, que suelen tener baja la presión. Simplemente él la tiene así. Y por eso, no habla por la mañana. Al levantarse, va directamente al café que yo ya tengo preparado. Después de tomar varias tazas, ya no sólo está presente físicamente, sino también mentalmente.

Eso a veces puede durar una hora. Una hora de silencio (antes de los hijos claro está). Cuando era pequeño le escribía notas a su hermano durante el desayuno, porque no quería ni podía hablar. Como aquel chico de la película “Pequeña Miss Sunshine”. Sacó de quicio a su familia, y ahora a mí también. Al no decir ni hacer nada. Para recordarme a mí misma que es un zombi durante 1 hora, compré una pequeña baldosa que decía: antes del café, no te quejes. Por cierto, no la trajimos en nuestra dramática mudanza a España.

La alarma sonó cuando Raúl se desmayó por la noche al ir a dar el biberón a nuestro bebé. Fuimos al doctor. Tiene la presión muy baja dijo. Pero después de visitar al doctor no nos quedó muy claro como remediarlo. Y como creo firmemente que se puede solucionar cualquier cosa con comida y nutrientes, voy a investigarlo por mí misma.

Querido Raúl, este artículo es para ti. Y también un poco para mí, porque levantarnos juntos no es muy romántico. Y para todos los queridos lectores, por supuesto, que se reconocen los síntomas.

¿Qué es la presión arterial baja?

La Fundación del Corazón define la presión sanguínea así: El corazón bombea la sangre al cuerpo con gran fuerza. El bombeo de la sangre crea una presión en los vasos sanguíneos: la presión sanguínea. La presión sanguínea consta de 2 valores: la superior y la inferior.

Durante el día y la noche la presión arterial varía. Por ejemplo, la presión en reposo, es decir, por la noche, es mucho menor que durante el día. Pero al despertar, tu presión sanguínea se eleva. Después de eso disminuye un poco, y por la tarde aumenta de nuevo. Después de una gran comilona, la presión sanguínea baja, porque mucha sangre va al aparato digestivo.

Puedes medirte la presión sanguínea tú mismo con un tensiómetro, o yendo al médico, o incluso en la farmacia. Hoy en día los Fitbits y los relojes inteligentes también miden la presión sanguínea.

Una presión arterial alta es cuando la sistólica es más de 140 mmHg. Una persona sana y en forma tiene una presión de 120 (la alta) y de 80 (la baja). Y la presión arterial baja significa valores de mmHg de 100 para la presión superior y 80 para la inferior, al menos para las mujeres – para los hombres los valores son ligeramente más altos.

¿Tengo la presión baja?

Estos son algunos síntomas:

  • Mareos.
  • Desmayos.
  • Boca seca y sed.
  • Visión borrosa al levantarse
  • Fatiga.
  • Sentirse deprimido.
  • Piel fría.
  • La falta de aire.

Causas de la presión baja

Antes de empezar a remediar la hipotensión, es bueno saber qué es lo que la causa.

Una de las causas más comunes es la deficiencia de vitaminas, especialmente de vitamina B12 y vitamina B9 (ácido fólico). La diabetes y los problemas de tiroides también se asocian con desmayos, dificultad para despertarse y manchas o visión borrosa. Al igual que el bajo azúcar en la sangre. Los síntomas son el bostezo, la palidez, el no responder adecuadamente, o Raúl por la mañana.

Un punto de vista interesante es el que dice que la presión sanguínea está relacionada con el carácter. Y en el caso de Raúl es cierto. Él tiene un temperamento muy tranquilo, y funciona para equilibrar mi pequeña personilla excitada. Otros dicen que la presión y el carácter no dicen nada sobre quién eres. Sino sobre cómo funciona tu cuerpo.: si tus órganos reciben menos sangre, es más difícil quemarse. O al revés, si reciben demasiada, te excitas y te estresas.

Alimentos que suben tu presión sanguínea

La forma más rápida para subir la presión baja es incluir estos ingredientes en tu dieta:

  • Con garbanzos y/o espárragos se aumenta la vitamina B9.
  • La pechuga de pollo aumenta la B12.
  • El regaliz. Contiene ácido glicólico, un ingrediente activo que mejora el equilibrio entre el sodio y el potasio. Este equilibrio juega un papel importante en la presión sanguínea. Puedes comer palo de regaliz o beber té de regaliz.
  • Café y cacao: la cafeína aprieta los vasos sanguíneos, causando un aumento de la presión arterial. Siempre acompaña al café con un vaso de agua.
  • Añade al plato una pizca más de sal y usa soja más a menudo. El jamón, las anchoas y el bacalao también contienen mucha sal. También es bueno darse un baño con sal de Epsom 20 minutos antes de dormir.
  • Bebe suficiente agua, al menos 7 vasos al día. Aumenta el volumen de la sangre, y así se bombea más fácil.
  • Come cebolla más a menudo.
  • La ausencia de vitamina D en nuestro cuerpo causa baja presión sanguínea. Por lo tanto, la luz del día y la luz del sol son importantes para las personas con presión baja. Los huevos, la carne y el pescado, las legumbres, los productos lácteos, los frutos secos y los cereales también contienen vitamina D. Pero lo mejor es estar al sol.
  • Come 5 veces al día, preferiblemente comidas bajas en carbohidratos (evita las patatas, el pan, la pasta, el arroz). Estos hacen trabajar demasiado a tu sistema digestivo, causando que la sangre deba ir hacia allí.
  • Ajo: Un estudio del Centro de Investigación Clínica de Nueva Orleans mostró que la alicina, una sustancia del ajo, ayuda a aumentar la presión sanguínea.

Hierbas para subir la presión baja

Añade estas especias a tus platos:

  • Cúrcuma (aumenta la presión sanguínea)
  • Canela (ayuda también con la diabetes)
  • Pimienta negra (estimula y aumenta la presión sanguínea)
  • El romero (estimula el sistema nervioso y la circulación de la sangre)
  • El orégano al aumentar la presión arterial
  • Cardamomo
  • El jengibre estimula la circulación y aumenta la presión arterial.

Moverse también ayuda

  • Haz deporte de 30 a 60 minutos al día y 3 veces a la semana. Evita los ejercicios en condiciones cálidas y húmedas.
  • Antes de levantarte, sube las piernas y levántate lentamente.

Pasos a dar

Paso 1: medir la presión sanguínea y los valores nutricionales

Antes de tomar cualquier medida, tómate la presión. Puedes hacerlo en la farmacia, yendo al médico o incluso con un tensiómetro.

Puedes pedirle a un dietista o mesólogo que te mida los valores nutricionales. Y ver si realmente tienes una deficiencia de vitamina B12 o de ácido fólico (B9). Aquí puedes pedir las vitaminas “>B9.

Paso 2: hacer una dieta para subir la presión

Echa un vistazo a los alimentos y hierbas que aumentan la presión sanguínea y haz tu propio menú. Piensa en los tés de jengibre y regaliz. Y añade al plato las hierbas y especias que te hemos recomendado.

Paso 3: Evaluar cómo te sientes

Al hacer un ajuste en tu dieta y tu estilo de vida, siempre tienes que ir analizando lo que te funciona y lo que no. Intenta tomarte 5 minutos cada día para ver cómo te sientes. ¿Estás más fresco al despertar? ¿Menos mareado? Date un mes. Espero que te funcione y que tus mañanas sean frescas y llenas de conversación.

Artículos relacionados

Cronoalimentación: come según tu ritmo biológico

Suplementos nutricionales: ¿cuándo y cómo empiezo?

Superalimentos: Así te funcionarán.